Llámanos al  640 30 97 61

contacto@desarrollo-continuo.com

DEMENCIAS

La edad comporta ciertos cambios físicos, cognitivos y emocionales, pero que hay que distinguir los cambios que están relacionados con el deterioro cognitivo asociado a la edad, de la demencia. Esta diferenciación se lleva a cabo valorando el grado de afectación cognitiva y funcional real a través de una exploración neuropsicológica completa, una entrevista exhaustiva y las pruebas complementarias necesarias.

La demencia es un deterioro de las funciones cognitivas que es capaz de afectar las actividades funcionales del paciente de forma suficientemente intensa como para interferir con su vida social o laboral normal.

Los déficits cognitivos pueden afectar a cualquiera de las funciones cerebrales particularmente las áreas de la memoria, el lenguaje, la atención y a funciones cognitivas como la resolución de problemas o la inhibición de respuestas, afectando así también al comportamiento.

En Desarrollo-Continuo, nuestros psicólogos trabajan a nivel individual realizando una evaluación neuropsicológica para conocer las capacidades (cognitivas y físicas) que continúan preservadas, y a nivel grupal o individual (dependiendo de las necesidades de cada persona) para estimularlas y continuar manteniéndolas a través de diferentes actividades.  

El objetivo que proponemos con la terapia está enfocado al mantenimiento de las funciones cognitivas tanto en personas con un deterioro cognitivo asociado a la edad, como a personas que ya tienen desarrollada una demencia, adaptando individualmente dicha terapia a las necesidades de cada paciente. 

La intervención se centra en la persona mayor, pero también se atienden las necesidades y dudas de los familiares, haciendo un seguimiento especialmente dedicado al cuidador principal